Albóndigas estilo IKEA

Ingredientes:

300 g de carne picada de ternera y cerdo
100 g de patata cocida
1 huevo
½ cebolla mediana
1 c/s de pan rallado
10 ml de leche
Sal, pimienta
AOVE

1 c/s de mantequilla
1 c/p de harina
100 ml de nata para cocinar
1 c/s de soja
20 ml de agua o más

100 g de frutos rojos congelados o frescos
1 mandarina o naranja
100 g de azúcar


Preparación:

Cocemos una patata mediana en agua hirviendo con sal. Dejamos que se enfríe.
Sofreímos ligeramente la cebolla bien picada hasta que esté transparente. Reservamos.

En un bol mezclamos la carne picada salpimentada junto a un huevo, la patata chafada, el pan rallado, la cebolla y un chorrito de leche. Reservamos en la nevera.

Para hacer la salsa de nata, calentamos la mantequilla y le añadimos la harina. Cocinamos la harina durante unos 4 minutos sin parar de remover para evitar que se queme. Añadimos la nata, la sal, la pimienta molida, el agua o caldo y la soja. Seguimos removiendo a fuego lento hasta que espese. Si en el momento de servirla ha espesado demasiado, podemos aligerarla añadiendo caldo o agua y rectificando el punto de sal. Reservamos.

Para hacer la salsa de frutos rojos, ponemos en una sartén pequeña los frutos rojos junto al zumo de mandarina y el azúcar. No paramos de remover mientras se calienta la mezcla y se deshacen los frutos. Cuando adquiere la consistencia de una mermelada, sacamos del fuego y trituramos. Si vemos que queda muy espesa, añadimos un poco de agua y removemos.

Sacamos la masa de las albóndigas del frigorífico. Cogemos pequeñas porciones y las boleamos, pasando cada una de ellas por harina. Es conveniente que humedezcamos las manos si se nos pega la masa. En una sartén honda, ponemos suficiente aceite de oliva y las vamos friendo en pequeñas tandas, intentando no darles demasiadas vueltas para que no se rompan. Las sacamos sobre papel absorbente.

Servimos una generosa cantidad de albóndigas y emplatamos con la salsa de nata y la mermelada de frutos rojos.




Comentarios

  1. Pues mira, tomo nota por qué seguro que no saben a plástico como las de Ikea y a mí hija le encantan . Espero que pasases un Buen Día. Felicidades Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Están buenísimas, Fernando! la patata cocida es lo que las hace un poco diferentes a las tradicionales y la salsa de nata está para mojar pan. ¡Gracias por pasarte, saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario