La quiche más fácil del mundo

Ingredientes:

1 lámina de hojaldre
1 terrina de mascarpone
200 ml de nata para cocinar
3 huevos M
3-4 lonchas de bacon ahumado
4-5 lonchas de jamón york
1 puñadito de queso rallado
Sal, pimienta y nuez moscada
Mantequilla

Preparación:

En un bol mezclamos la nata, el mascarpone y los huevos y los batimos a mano, con una pizca de sal, pimienta molida y nuez moscada.

Cortamos el fiambre en tiras finas. Las añadimos a lo anterior junto a un puñadito de queso rallado y removemos.

Engrasamos la base y los bordes de un molde para horno con una nuez de mantequilla fundida al microondas. Extendemos la masa de hojaldre, apretándola bien contra el molde y la pinchamos con un tenedor por todos los lados.

Vertemos el relleno. Horneamos en posición intermedia, a 190º, durante media hora aproximadamente, o hasta que veamos que los bordes empiezan a dorarse.

Notas:

Es quizás la quiche más rápida y fácil que haya hecho nunca. Y el resultado es espectacular. Comerla templada es un placer. Y al día siguiente, mejor. Si os sobra y os gusta un poco templada podéis darle un golpe de calor al microondas.

En lugar de engrasar el molde, podéis utilizar el mismo papel en el que viene envuelto el hojaldre. Para que la masa no absorba demasiada humedad con el relleno, suelo pincelarla con huevo batido.




Comentarios