Bizcocho de té Matcha

 Ingredientes:

3 huevos
170 g de azúcar
30 g de miel 
250 g de harina de repostería
8 g de levadura Royal
15 g de té Matcha
75 ml de leche
110 g de mantequilla 

Para la decoración:
2 c/p de zumo de limón
125 g de azúcar glas
50 g de pistachos tostados sin sal

Preparación:

Fundimos la miel unos segundos al microondas. En un bol batimos los huevos junto al azúcar  y la miel hasta que empiece a blanquear y estén esponjosos.

En otro bol mezclamos la harina, junto a la levadura y el té. Vamos incorporando esto en tres tandas y la leche en dos, a los huevos. Empezamos y acabamos con la harina. Una vez la masa está lisa y homogénea, añadimos la mantequilla fundida pero no caliente y removemos.

Precalentamos el horno a 180º. Rellenamos un molde tipo plum cake, previamente engrasado, con la masa. Horneamos a 160º, en la posición 2 del horno y con calor arriba y abajo durante 55 minutos aproximadamente. Yo a los 40 minutos lo pinché con una brocheta y aún estaba crudo en su interior.

Sacamos del horno y lo desmoldamos. Lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para hacer la glasa, batimos con energía el azúcar glas con el zumo de limón. Si nos pasamos de líquido, quedará transparente como a mí me pasó. Ha de quedar una salsa espesa para que luego se vea blanca. En una bolsa introducimos los pistachos pelados y les pasamos el rodillo por encima dejando trozos gruesos, que se noten y se vea que son pistachos. Vertemos la glasa sobre el bizcocho cuando esté completamente frío y echamos los pistachos por encima para que se adhieran.

Notas:

La cantidad de té dependerá de si os gusta su sabor tan característico, o no. En casa no somos muy fans de este sabor y con esta cantidad nos basta.

En cuanto a la textura, sale esponjoso y firme a la vez, pudiéndose cortar con mucha facilidad sin que se rompa.

El color de los pistachos los hace idóneos para decorarlo, ya que quedan muy bonitos con la tonalidad de la miga.





Comentarios