viernes, 11 de noviembre de 2016

Galette de pollo y besamel

Ingredientes para 4 personas:

1 lámina de hojaldre redonda
1 muslo y 1 contramuslo grandes de pollo
Sal y pimienta
Harina
AOVE
300 ml de leche entera
200 ml de nata
1 cebolla
2 clavos de olor
Nuez moscada
1 huevo
Tomates Cherry
Queso curado

Preparación:

En una olla ponemos a calentar la leche, la nata y la cebolla con los clavos y una pizca de nuez moscada. Dejamos que hierva y bajamos el fuego durante unos 30 minutos.

Deshuesamos el pollo y cortamos la carne en dados. La salpimentamos y la sofreímos. Cuando esté dorada, sacamos y reservamos. En ese mismo aceite añadimos una cucharada sopera de harina y removemos sin parar para que no se nos queme. Cuanto más removamos, mejor sabor tendrá la salsa besamel.

Vertemos la leche hervida y colada, en tandas, a la vez que vamos removiendo. La salsa irá espesando y añadiremos más o menos leche según la textura que le queramos dar. Conviene que quede espesa porque es un hojaldre abierto y así evitamos que se vaya hacia los bordes. Apagamos el fuego y reservamos.

Desdoblamos el hojaldre y lo ponemos sobre la bandeja del horno, en el mismo papel en el que viene envuelto. Pinchamos toda la masa con un tenedor. Colocamos el relleno en el centro de la lámina y dejamos unos dos centímetros de borde libre. Justo donde acaba el relleno, cortamos unas láminas finas de queso y las colocamos por encima del relleno, siguiendo el círculo. Doblamos el borde hacia adentro, haciendo como unas ondas con los dedos. Pincelamos el borde con el huevo batido.

Colocamos unos tomates cherry por el centro partidos por la mitad.

Horneamos en la posición 3 del horno, a 190º y función adecuada para pasteles de hojaldre o, en su defecto, con calor arriba y abajo, durante 15 minutos aproximadamente o cuando veamos los bordes tostados.




No hay comentarios:

Publicar un comentario